Seguidores

Suscribete vía email

PENSAMIENTOS

El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos.

Henry Ford

Toda la tecnología tiende a crear un nuevo entorno humano... Los entornos tecnológicos no son meramente pasivos recipientes de personas, son procesos activos que reconfigurar a las personas y otras tecnologías similares.

Herbert Marshall Mcluhan

La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar por una cuerda floja.

Osho

Es un hecho que el hombre tiene que controlar la ciencia y chequear ocasionalmente el avance de la tecnología.

Thomas Henry Huxley

¿Por qué esta magnifica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es esta, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla con tino.

Albert Einstein

"Los que se enamoran de la práctica sin la teoría son como los pilotos sin timón ni brújula, que nunca podrán saber a dónde van."

Leonardo Da Vinci

Autor y Administrador

Mi foto

Administrador de Empresas, especialista en RR HH, en el oficio del Marketing Digital, en la Docencia de la Educación para el Trabajo, amante de la tecnología, escritor amateur, dedicado a la comunicación efectiva de contenidos variados a través de las Redes Sociales y los Blogs.
Con la tecnología de Blogger.
sábado, 27 de octubre de 2012




En éste post he querido hablar un poco de historia y mercadeo, es menester para ampliar, aclarar y poder desarrollar todas las ideas que dos horas de clases no me permiten para una mejor comprensión de los conocimientos impartidos y de las nociones básicas que he querido disertar en el aula con mis pequeños alumnos.

Por ejemplo algo que me falto y que lamento mucho haber dejado pasar es la etimología de la palabra misma que estabamos aprendiendo por primera vez: MERCADO, pero siempre podemos enmendar nuestros errores por lo que trataré de hacerles llegar a través de este escrito y mi blog de tecnología y gerencia lo que faltó y no se pudo hacer con más amplitud...

La palabra Mercado, según la página de la Internet, Etimologías de Chile tiene su origen en el latín Mercatus (Mercado) y éste a su vez proviene del verbo Mercari que significa (Comprar), de Merx que aduce a la palabra (Mercancia), terminos que los romanos relacionaban con el Dios Mercurio, padre del comercio y que determinan a la palabra comercio, marcaderia, mercelogía y que viene a ser la raíz también de la palabra merced y mercenario, a través de Merce que significa (Paga o Recompensa). También esta muy buena página de Internet nos explica que dicha raíz también pudiera habernos dado, Merere que significa (Merecer) por lo que establecen también relación con las palabras: merito, emerito y merecedor.



 

Aclarada su etimología, nos dentraremos en la historia de la palabra Mercado, tomando como base lo actualmente aceptado, no vamos a discrepar por nuestras creencias o ideologías, porque sería muy aventurado dar veracidad a hechos que tienen dudosa validez científica e histórica... Por ello en este escrito nos quedaremos con lo que se dice, sin querer pretender romper paradigmas sin findamentos ni argumentos solidos.

El Mercado según señala el filosofo escoces Adam Smith, padre de la economía moderna y al que se le adjudica la fundación del Capitalismo y la Economía de libre Mercado o sistema de libre empresa y economía de mercado, que el origen del mercado se remonta a una época muy antigua en la que el hombre primitivo que había dejado de ser salvaje, habiendose "civilizado" y habiendo creado tribus, comunidades y pueblos, llegó a darse cuenta por si mismo que podía poseer otras cosas que él no podía producir, efectuando con otros hombres de otras tribus o pueblos el cambio o trueque de mercancias. Se reconoce entonces como origen y fundamento del Mercado, la desigualdad que existia en las condiciones de los hombres y los pueblos.






Adam Smith dijo en su libro, Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (1776):



«En casi todas las especies animales, cada individuo que llega a su crecimiento pleno es del todo independiente y, mientras queda en su estado natural, puede prescindir de la ayuda de toda criatura viviente. Pero el hombre casi continuamente tiene necesidad de sus semejantes y sería vano que esperara algo de su sola benevolencia. Estaría más seguro de tener éxito si se dirigiese a su interés personal y los persuadiera de que su propia ventaja les ordena hacer lo que él quiere de ellos. Es eso lo que hace el que propone a otro un negocio cualquiera; el sentido de su proposición es este: “Dadme lo que necesito y obtendreis de mí lo que vosotros mismos necesiteis”. La mayor parte de esos buenos oficios que son necesarios se obtienen de esta forma. No es la bondad del carnicero, del mercader o del cervecero que esperamos nuestra comida, sino del cuidado con que cuidan sus intereses. No nos dirigimos a su humanidad, sino a su egoísmo y nunca es de nuestras necesidades que hablamos, sino de sus ventajas».


Igualmente continua afirmando Smith cuando habla de la División del Trabajo:


«Como resulta que es, por tratado, trueque o compra, que obtenemos de los otros la mayor parte de los buenos oficios que nos son mutuamente necesarios, es esta misma disposición para traficar la que originalmente habría dado origen a la división del trabajo. Por ejemplo, en una tribu de cazadores o pastores, un individuo hace arcos y flechas con más celeridad y habilidad que otro. Trocará esos objetos con sus compañeros frecuentemente por ganado o caza, y no tardará en darse cuenta de que, por este medio, podrá procurarse más ganado o caza que si él mismo iría a cazar. Por cálculo de intereses, entonces, hace de los arcos y las flechas su principal ocupación y helo ahí convertido en una especie de armero. Otros es bueno para construir las pequeñas chozas o cabañas móviles; sus vecinos se acostumbran a emplearlo para este menester y a darle en recompensa ganado o caza, de manera que, al final, él encuentra que va en interés suyo dedicarse exclusivamente a esta necesidad y de hacerse de alguna forma carpintero y constructor. Un tercero se convierte de la misma forma en herrero o carbonero; un cuarto es el teñidor o el curtidor de pieles y de cueros que forman el principal vestido de los salvajes...».






Estas afirmaciones las reflejan más claramente la Web: Mercados.us:

El mercado existió en los pueblos y tribus más antiguos que poblaron la tierra, y a medida que fue evolucionando, dicha civilización desarrolló el comercio con el instinto de conservación y subsistencia del hombre, éste hace que procure satisfacer sus necesidades más elementales alimentación y vestido, luego las secundarias seguridad y cobijo y posteriormente las superfluas, las que más que necesidades erán los antojos por el lujo, las piedras preciosas y el oro.

Es así como el desarrollo de los pueblos, obligó al incremento y expansión del mercado llegando en la actualidad a ser practicamente la sociedad mundial misma y una actividad económica de suprema importancia para el progreso de la humanidad.


Imaginense si Colón y compañia impulsado por los Reyes Catolicos de España, no hubiere buscado una nueva ruta a las Indias, lo que es peor, que los constructores de barcos no hubieren creado más tecnologías para construir más y mejores embarcaciones que pudiesen resistir la inclemencia de los mares.





Se infiere pues de Mercados.us

Que por efecto de las diferencias de climas, ubicación, geografía las aptitudes de los hombres, los productos de las diversas regiones son muy variados, lo que origina grandes dificultades al consumidor. No podemos sembrar fresas en la costa, ni papas o patatas, mientras que en las montañas no tenemos el mar, ni cocos, ni mangos... Por eso es que surge el comercio que venciendo los obstáculos que ponen el espacio y el tiempo procura poner al alcance de los consumidores los diversos productos y el comerciante o mercader es el hombre que desarrolla esta actividad en procura de una ganancia o margen de beneficio al que lógicamente sin usura tiene derecho por el trabajo que realiza.

Imaginen a la Reina Isabel I de Inglaterra, la Reina Virgen como la llamaban por allá por el siglo XVI, probando por primera vez la Papa o Patata, producto autoctono de nuestra América y que para aquella epoca era totalmente desconocida para la gente del viejo mundo o el Tabaco, ahora piensen todo lo que hemos hecho desde entonces y en estos nuevos tiempos con esos productos del ramo agricola.





Señala Mercados.us:

El mercado como la industria ocupa un lugar cada vez más importante en la sociedad moderna. El número y extensión en sus operaciones, su acción de satisfacer las necesidades de la vida humana y el incremento del trabajo, la creación de nuevas fuentes de producción y comercialización, las comunicaciones rápidas entre las diversas regiones del mundo han extendido y ampliado las relaciones comerciales.

Los centros de producción han aumentado los precios y luego se ha nivelado como resultado de la competencia, favoreciendo el aumento del consumo y el desarrollo permanente cada vez más de una sociedad modernizada.





Una sociedad que cada día quiere más y mejores productos que les ofrezca mayores beneficios y prestaciones.

Habiendo hecho un recorrido por la historia reconocida mundialmente sobre el origen del mercado y previamente haber descrito su etimologia, no podría dejar por completado este post sin definir pues al Mercado, por lo que consulté a la Wikipedia y esto fue lo que me dijo:


Mercado, en economía, es cualquier conjunto de transacciones o acuerdos de intercambio de bienes o servicios entre individuos o asociaciones de individuos. El mercado no hace referencia directa al lucro o a las empresas, sino simplemente al acuerdo mútuo en el marco de las transacciones. Estas pueden tener como partícipes a individuos, empresas, cooperativas, ONGs, etc.





El mercado es, también, el ambiente social (o virtual) que propicia las condiciones para el intercambio. En otras palabras, debe interpretarse como la institución u organización social a través de la cual los ofertantes (productores y vendedores) y demandantes (consumidores o compradores) de un determinado tipo de bien o de servicio, entran en estrecha relación comercial a fin de realizar abundantes transacciones comerciales. Los primeros mercados de la historia funcionaban mediante el trueque. Tras la aparición del dinero, se empezaron a desarrollar códigos de comercio que, en última instancia, dieron lugar a las modernas empresas nacionales e internacionales. A medida que la producción aumentaba, las comunicaciones y los intermediarios empezaron a desempeñar un papel más importante en los mercados.


El Mercado y los Mercados -  Video






Hasta este punto llegamos en el post, espero que haya sido de su agrado, en una próxima entrega seguiremos hablando de Mercados, no obstante ya será... no en términos históricos, sino en las perspetivas directas del Mercadeo o el Marketing.


Hasta pronto, estimados lectores.


0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Eres la Visita Nro.:

Entradas Populares

Cultura, Sociedad y Política

Se ha producido un error en este gadget.

Post Reciente